Añadir esta página a mis balizas Ver mis balizas
mapas, redes y sincronizaciones como metáfora del pensamiento artístico
  english translation castellano mail
buscar generar mapa
introducción | desarrollo | conclusiones | fuentes
relaciones
  Capítulos
Introducción
Acercamiento al concepto de espacio
Concepto de identidad
Concepto de tiempo
Concepto de ritmo
Concepto de transformación
Concepto de interconexión
Concepto de unidad
Sobre la manera de pensar el espacio
Sociedad matérica, fluida, de intercambio, conexiones y conciencia.
Áreas de investigación
Atraviesos y paralelismos
Zonas de pensamiento
Herramientas de creación de conocimiento e interrelación de datos
Procedimiento
Sincronicidad y creación de conocimiento
Estructuras, lenguaje y creatividad
Dédalos, dudas, paradojas y accidentes.
Aproximaciones desde la ciencia
La teoría del cordón de la bota
Proceso y referencias generales
Consideraciones finales: Acerca de la trazabilidad de documentos
Consideraciones finales: Acerca del formato
  ideólogos
Gianni Rodari
Estructuras, lenguaje y creatividad

Los múltiples y variados métodos dedicados a desarrollar la creatividad se basan en conceptos todos derivados de la idea raíz de romper estructuras mentales habituales.

Estas estructuras de relación mentales se basan en analizar:

lógica (relación causa-efecto)
contexto (relación espacio-temporal)

Así, vemos que la mayoría de las formulaciones se construyen en función de su parentesco con sus congéneres de campos semánticos similares.

Por ello, hemos comenzado analizando las múltiples maneras que existen de agrupar la información y de establecer relaciones entre los distintos elementos. Como antecedentes a la agrupación de información en campos semánticos, tenemos el esquema del Diccionario Ideológico de la Lengua Española de Julio Casares:

cssheader=[mhead1] header=[docs/imagenes_libros/cas4771.JPG] cssbody=[mbody1] body=[<br><em>31/12/1969 19:00</em>]                     cssheader=[mhead1] header=[docs/imagenes_libros/cas4767.JPG] cssbody=[mbody1] body=[<br><em>31/12/1969 19:00</em>]

cssheader=[mhead1] header=[espaciodelasideas.jpg] cssbody=[mbody1] body=[<br><em>11/12/2005 01:49</em>]

Hemos encontrado herramientas de manejo de diccionarios ideológicos cuya descripción se puede descargar en formato PDF pulsando aquí.

Observamos cómo se construyen lenguajes particulares para campos de relación especializados y constatamos la aparición de lenguajes específicos para cada disciplina. Estos lenguajes específicos se están "re-creando" con la capacidad de comunicación global que proporciona internet y con la inmediatez de la misma, así como con la preponderancia del inglés en la red. Todo ello nos lleva a la aparición de nuevos lenguajes interculturales, a los que quizás deberíamos llamar transversales, ya que recogen fenómenos de mestizaje entre distintos grupos culturales idiomática y geográficamente distantes, pero con los mismos intereses específicos.

La mutación rápida de estos lenguajes producidos generalmente en las TAZ (Zonas temporalmente autónomas) y su expansión rápida por la red nos permiten investigar acerca del cambio de estructuras que supone el uso de un nuevo lenguaje y, por tanto, la aparición de nuevas estructuras que se suceden a modo de lenguajes de transformación. Tenemos ejemplos de cómo algunos programadores de Perl, debido a lo abierto y flexible del lenguaje, utilizan este lenguaje para ir más allá de la programación al denominar ciertas secuencias de comandos del código fuente del programa como "poemas en Perl", sólo descifrables e inteligibles por otros programadores.

A medida que los avances en informática han ido permitiendo el almacenamiento de gran cantidad de información reproducible hasta el infinito y sin error, se ha producido una sobreabundancia y sobresaturación que lleva a estados de bulimia informativa  completamente nuevos en la historia de la humanidad. Hasta ahora, la información era un bien escaso y caro; hoy en día, estamos sobreinformados y nos falta tiempo para digerir las cantidades de información que están a nuestro alcance.

Paralelamente, las estructuras de ordenación de información han evolucionado de un modo muy rápido. El disco duro de los distintos aparatos que forman parte de nuestra cotidianidad se ha convertido en un apéndice de nuestra memoria y ya hemos traspasado los números de teléfono de uso frecuente de nuestra memoria a la memoria de nuestro terminal o nuestras canciones favoritas al reproductor de música de bolsillo. Incluso datos de uso habitual como fotos o mensajes de correo ni siquiera están ya almacenados en nuestro ordenador personal, sino que se acumulan en una maraña de servidores externos, en el espacio virtual de internet.

Existe una tendencia a la pérdida de la propiedad de la memoria. Ésta no se sitúa ya en un espacio concreto: se va difuminando a medida que se desarrollan las capacidades de búsqueda. La depositamos en lugares que ya no nos pertenecen. Nuestra memoria se ha extendido al disco duro, no ya de nuestros propias máquinas, sino de máquinas distribuidas por todo el mundo cuyo dueño no conocemos, y a cuyas políticas de uso y privacidad estamos sometidos.

Una de las grandes labores de la tecnología en el campo de la informática es la de gestionar una gran cantidad de información,  compartimentándola, categorizándola en distintos campos y subdividiendo éstos al máximo con el fin de poder afinar cualitativamente y ofrecer así una mayor precisión después de una depurada búsqueda lógica. Un buen ejemplo de este ejercicio de subdivisión de información son los directorios de los buscadores o de grandes websites como los que siguen:

Directorio de Google
Directorio de Amazon
Directorio de Softonic

Ya no hay necesidad de estructuras rígidas ni de criterios de organización categóricos. A medida que aumentan las capacidades de los motores de búsqueda se difuminan las estructuras. Las nuevas guerras de los buscadores, que están llevando a una tendencia hegemónica de los mismos, nos acerca a nuevas cuestiones de tipo ético acerca del valor y calidad de la información.

Una manera menos rígida y un tanto más abierta en cuanto a la búsqueda de información se basa en los mapas relacionales que trabajan con campos de ideas. Un artículo interesante respecto a la organización de los datos al análisis y a la creación de nuevo conocimiento se encontraba en:
Comentarios sobre un programa informático para investigación cualitativa. Atlas-ti. Aunque dicho artículo ya no se encuentra disponible, hemos recuperado la página vía The WayBack Machine y hemos hecho una copia en kilkor, ya que queremos destacar su interés como referente de este trabajo por el enfoque que adopta respecto a la creación de relaciones entre datos y a la creación de conocimiento. Aunque hemos experimentado con el software del que trata (y lo hemos considerado muy importante a nivel conceptual), no hemos conseguido llevar a cabo un uso práctico del mismo debido a las dificultades que presentaba en el tratamiento de tipos de archivo —sólo utilizaba archivos de tipo .txt en el caso de texto— y se perdía casi toda la información del formato en el proceso.

Un buscador como Kartoo es una buena referencia en lo que a creación de mapas relacionales se refiere, aunque esté muy limitado en cuanto a sus capacidades de búsqueda y la inserción de publicidad

Por otra parte, la página Computer Vision Homepage contiene muchos links sobre proyectos de investigación en informática científica que trabaja sobre la organización y el reconocimiento de la imagen por medio de ingeniosos caminos que esperan conseguir que los ordenadores "vean" por sí mismos, independientemente de las adiciones textuales. Esta investigación resulta especialmente interesante, ya que, de momento, la mayoría de sistemas de localización de información se basan en reconocimiento de texto, quedando la información de elementos no textuales (imagen, vídeo, audio u otros formatos) reducida al uso de palabras clave insertadas de un modo prácticamente manual o de datos internos generados automáticamente pero que no ofrecen referencia acerca del contenido del elemento.

Este tipo de manejo de la información presenta una característica bastante llamativa: la obtención de resultados es de tipo cualitativo más que cuantitativo, por lo que no ofrece ningún tipo de resultado exhaustivo en cuanto a cantidad de datos. Sin embargo, la información ofrecida es más rica en matices, tiene más color. Esto resulta en un trato más agradable y así podemos introducir el concepto de "tecnologías cálidas", que podemos definir como aquellas que presentan una interfaz más intuitiva y de fácil manejo, que no exigen grandes conocimientos previos.

Una vez más, hemos de observar que las aplicaciones prácticas derivadas del uso de "tecnologías cálidas" han sido desarrolladas con gran rapidez por grandes empresas, cuya finalidad es construir interficies de manejo sencillo para educar a un abanico amplio de usuarios y hacer que éstos se relacionen de un modo homogéneo.

Esto ocurre cuando no sólo está funcionando la mente analítica, sino que también el pensamiento simbólico forma parte de la tarea de organizar y de dar sentido a la información. Nos movemos fuera de los recintos lógicos unidireccionales y a una palabra o concepto los cargamos de relaciones, es decir, les añadimos cargas semánticas que no tienen necesariamente que ser del mismo signo. De esta manera, podremos encontrarnos incluso con intenciones contradictorias dentro de un mismo elemento que permite la creación de paradojas, elemento muy importante a la hora de romper estructuras mentales. 1

La metáfora parece crear, a primera vista, una paradoja:

"La metáfora parece incluir al mismo tiempo una igualación y una negación de dos ideas, conceptos y objetos.
La primera sensación producida por el significado interno de la equiparación poética de cosas totalmente diferentes es una especie de tensión o vibración en la mente, un estado de energía que, de manera no verbal, tiene lugar una percepción creativa del significado de la metáfora. En algunos casos, esta percepción agudizada es la única razón por la que se utiliza la metáfora". biblio pág 44

Encontramos ejemplos de uso de la paradoja de un modo creativo en Gianni Rodari cuando dice:

"creatividad es sinónimo de pensamiento divergente, es decir, de capacidad de romper continuamente los esquemas de la experiencia. Es creativa una mente siempre activa, que siempre hace preguntas, que descubre problemas donde los otros encuentran respuestas satisfactorias, a sus anchas en las situaciones fluidas en las que otros barruntan sólo peligros, capaz de juicios autónomos e independientes (incluso del padre, del profesor y de la sociedad), que rechaza lo codificado, que vuelve a manipular objetos y conceptos sin dejarse inhibir por los conformismos. Todas estas cualidades se manifiestan en el proceso creativo." biblio pág 157

De este modo podemos comprender cómo el lenguaje artístico se mueve a través del pensamiento simbólico para la transmisión de conocimiento. El lenguaje artístico, al no participar de las características de un lenguaje racional unidireccional, no pretende, por esencia, llegar a deducciones o conclusiones, sino que plantea paradojas que, cuanto menos, sugieren o muestran nuevas vías y paisajes de conocimiento, alcanzados a través de la paradoja.



Notas al pie

1Angeles Caamaño explica en sus clases cómo el pensamiento simbólico y sus estructuras, son inherentes al ser humano desde su nacimiento, y como las estructuras del pensamiento racional aparecen posteriormente como algo aprendido.
Vista de impresión
 atrás pág.1

Creative Commons License Esta obra pertenece a Celia Gradín bajo una licencia de Creative Commons salvo los documentos citados que son propiedad de sus autores.