Añadir esta página a mis balizas Ver mis balizas
mapas, redes y sincronizaciones como metáfora del pensamiento artístico
  english translation castellano mail
buscar generar mapa
introducción | desarrollo | conclusiones | fuentes
relaciones
  partículas base
Lineal
Energía
Conciencia
cabecera: psicología transpersonal nav. por cabeceras otras cabeceras
navegar por ideas otras ideas

Sin duda, uno de los teóricos que une las hipótesis de bootstrap y de holomovimiento es sin duda el psiquiatra formado en psicoanálisis Stanislav Grof, un hombre sereno y corpulento, diplomático, conciliador, tranquilo y serio que posee un profundo interés por la espiritualidad oriental y una fascinación exquisita por los niveles <>. Abiertamente, Grof nos habla de la <>, la cual busca integrar los diversos sistemas en una colección de mapas que cubren enteramente la gama del inconsciente humano.

Grof realizó dos décadas de investigación psicodélica con LSD y otras sustancias psicoactivas y diez años de trabajo con técnicas vivenciales sin drogas, dirigido por el Instituto de Investigación Psiquiátrica de Praga, Checoslovaquia y por el Centro de Investigación Psiquiátrica de Maryland, Baltimore. Pese a su formación freudiana, Grof precisa que la mayoría de las teorías científicas que surgieron en el siglo XIX y principios del XX siguieron el modelo de la física newtoniana y el psicoanálisis no estuvo exento de esta influencia.

Según Grof, "Los criterios que se utilizan para definir la enfermedad mental, así como el sentido de la identidad, el reconocimiento del tiempo y el espacio, la percepción del medio ambiente, etc., exigen que las percepciones y puntos de vista del individuo se ajusten al marco newtoniano / cartesiano. La visión cartesiana del mundo no es sólo el marco principal de referencia, sino que se considera la única descripción válida de la realidad. Todo lo demás lo consideran psicótico los psiquiatras convencionales" 20.

Sin embargo, de acuerdo a las experiencias transpersonales de Grof, este investigador descubrió que la conciencia humana es capaz de trabajar sobre la base de dos modos complementarios de concienciamiento, el modelo newtoniano / cartesiano que percibe la realidad cotidiana en términos de objetos independientes, a través del espacio tridimensional y en un tiempo lineal; pero asimismo, en el nivel transpersonal se trascienden las limitaciones habituales de percepción sensorial y de razonamiento lógico, y la percepción de objetos sólidos es sustituida por las pautas fluidas de energía. De esta manera, los síntomas de una enfermedad mental bien pueden interpretarse como manifestaciones de cierta interferencia entre ambos estados de la conciencia, el newtoniano/cartesiano y el transpersonal, pues pareciera que existe una incompatibilidad entre el hecho de percibir la realidad de un modo puramente transpersonal y dejando de lado la percepción del mundo cotidiano a la usanza de Newton y Descartes.

Por esta razón, Stanislav Grof diseñó un nuevo modelo para estudiar la mente humana a partir de una cartografía que abarcó tres grandes dominios: a.) el dominio de las experiencias <>, que incluyen modos complejos de revivir y evocar recuerdos emocionales significativos en los diversos períodos de la vida del ser humano; b.) el dominio de las experiencias <>, que se relaciona directamente con los fenómenos biológicos durante el proceso de nacimiento; y c.) el dominio <>, que considera una amplia gama de experiencias que superan con creces las barreras individuales y trascienden las limitaciones del tiempo y del espacio del individuo.

En definitiva, los dos grandes aportes de Grof a la Psiquiatría fueron los niveles perinatal y transpersonal para el conocimiento de la conciencia. El enfoque <> de este psiquiatra demostró que distintas escuelas psicológicas podían integrarse en un sistema coherente, pues ocupaban distintos niveles y dimensiones de la conciencia, conformando un modelo holotrópico, que como bien decía Bohm las partes contienen al todo y viceversa. De acuerdo a la cartografía de Grof, el inconsciente podía ser estudiado en profundidad por el psicoanálisis para conocer el dominio psicodinámico; las teorías de Adler, Reich y Rank, por ejemplo, podían relacionarse con diferentes aspectos de las matrices perinatales de Grof.

Asimismo, diversas escuela de la psicología humanista y existencial se podrían relacionar con la crisis existencial y la apertura espiritual del nivel perinatal, aquél que está asociado con el cambio y la muerte. Finalmente, el nivel transpersonal se vincula de manera importante con la espiritualidad de los enfoques orientales de la conciencia, así como con aquella rama de la psicología denominada Escuela Interaccional y los desarrollos sobre psicología espectral de Ken Wilber.

Los cambios en las visiones de mundo de los individuos se suceden en el nivel perinatal nos dice Grof, pues en él se establece una estrecha relación entre las experiencias del nacimiento y de la muerte. "El encuentro con la lucha y el sufrimiento, así como la aniquilación de todos los puntos de referencia anteriores en el proceso de nacimiento están tan cerca de la experiencia de la muerte que se puede considerar la totalidad del proceso como una experiencia de muerte/renacimiento. El nivel perinatal es al mismo tiempo la etapa del nacimiento y la de la muerte. Es un dominio de las experiencias existenciales que ejerce una influencia fundamental en la vida mental y emotiva del sujeto, así como en su visión del mundo" 21.

Según Grof, de los procesos de muerte y renacimiento emerge la sensación de que la vida constituye un cambio constante, de que representa un proceso en el cual lo único adecuado es concentrarse en el cambio, que es lo único constante en la existencia, y no tiene mucho sentido aferrarse a metas o conceptos específicos. De esta manera, nos dice el físico holista Fritjof Capra, se llega a uno de los vínculos importantes entre la física moderna y la investigación de la conciencia, la presencia de la incertidumbre y del cambio.

En las experiencias perinatales, los sentimientos, emociones y sensaciones que se relacionan con el proceso de nacimiento del individuo pueden ser evocadas de una manera directa y realista, pero también a modo de experiencias simbólicas y visionarias. Para evitar imaginerías, Grof clasificó en cuatro grupos los síntomas físicos que acompañan la llegada del bebé a este mundo y a estas etapas las denominó matrices perinatales, las cuales efectivamente corresponden a la etapas consecutivas del proceso de nacimiento.

Los desarrollos investigativos realizados por Grof en materia de experiencias transpersonales permiten ofrecer una profunda introspección de la naturaleza y del significado de la dimensión espiritual de la conciencia, pues estas experiencias implican una expansión de la conciencia más allá de las fronteras convencionales del organismo y, por ende, un sentido más amplio de identidad. Según Grof, lo transpersonal puede incluir también percepciones del medio ambiente que trascienden las limitaciones cotidianas de la percepción sensorial, y con frecuencia se encuentran muy próximas a una experiencia mística directa de la realidad

En este sentido, es muy difícil describir los modos transpersonales de la conciencia a través del lenguaje concreto, pues éstos trascienden generalmente el razonamiento lógico y el análisis intelectual. Para subsanar este problema, Grof utiliza el lenguaje mitológico, pues está menos sujeto a la lógica y le permite describir de mejor manera las experiencias del dominio transpersonal. link


IDEAS EN ESTA CABECERA:




Fecha de modificación: 30/12/2005 18:26
Fecha de creación: 16/10/2005 18:30
Generar diagrama a partir de este elemento
Vista de impresión
cabecera 9 de 15  atrás pág.1

Creative Commons License Esta obra pertenece a Celia Gradín bajo una licencia de Creative Commons salvo los documentos citados que son propiedad de sus autores.