Añadir esta página a mis balizas Ver mis balizas
mapas, redes y sincronizaciones como metáfora del pensamiento artístico
  english translation castellano mail
buscar generar mapa
introducción | desarrollo | conclusiones | fuentes
relaciones
cabecera: metáforas de unidad nav. por cabeceras otras cabeceras
idea: El asiento del alma navegar por ideas otras ideas

Asiento del alma

El cerebro no solamente es órgano de la inteligencia y de todas las funciones superiores del espíritu, sino también asiento único y exclusivo del alma. Todas las ideas nacen del cerebro; sólo en él [140] se forman toda clase de sensaciones y sentimientos, y toda especie de actividad voluntaria y de movimiento espontáneo únicamente proceden de él.

Esta verdad tan sencilla, tan clara, tan irrefutable, demostrada por innumerables hechos fisiológicos y patológicos, no ha sido reconocida hasta muy tarde, y aun hoy es difícil probar su evidencia a la mayor parte de aquellos que no son médicos.

Platón colocaba ya el alma en el cerebro, pero Aristóteles la ponía en el corazón. Heráclito, Critias y los judíos la buscaban en la sangre; Epicuro en el pecho.

Entre los modernos, Ficinio la volvió a colocar en el corazón. Descartes en la glándula pineal, que es ese pequeño órgano impar situado en el interior del cráneo y lleno de una materia llamada arena del cerebro. Soemmering la encontraba en los ventrículos del cerebro, y Kant en el agua contenida en las cavidades cerebrales. Después se trató por mucho tiempo de descubrir el alma el alguna parte aislada del cerebro, sin pensar que sólo podía residir en la actividad de todo este órgano.

Ennemoser, entre los modernos, hizo por vía especulativa el ingenioso descubrimiento de que el alma estaba esparcida por todo el cuerpo, mientras que el filósofo Fischer no duda en manera alguna de que sea inherente a todo el sistema nervioso. link



Para Aristóteles, la información —aunque él no la llamaba así sino el "espíritu animal" o "animado" (animal por referirse al ánima o alma— residía en la sangre, la cual era impulsada por el corazón, asiento del alma. René Descartes, en la primera mitad del siglo XVII,sin dar una explicación más exacta, amplió el concepto aristotélico de un sistema hidráulico en el que se movía el "espíritu animado". Al considerar ciertos reflejos, como los que ocurren cuando retiramos sin darnos cuenta un brazo o una pierna del fuego cuando sentimos un calor demasiado intenso, Descartes postuló que el fuego causaría un desplazamiento de la piel, el cual sería transmitido por una "cuerda" —los nervios sensoriales que parten de la piel— hasta el cerebro, en el cual se abriría como consecuencia un poro o agujero que permitiría la comunicación entre el nervio y el ventrículo cerebral. Por este poro pasaría entonces el espíritu animado hacia el interior de los nervios —que él postulaba sería hueco— , de modo que al llegar el espíritu a los músculos, a través de los nervios, éstos se inflarían y como primera consecuencia se contraerían y entonces, la pierna o el brazo se retiraría. link





Zona primaria: pensamiento de unidad

Fecha de modificación: 04/11/2005 06:13
Fecha de creación: 30/10/2005 18:07
Compilador: Celia Gradín
Generar diagrama a partir de este elemento
Vista de impresión
idea 4 de 6 en metáforas de unidad  atrás pág.1

Creative Commons License Esta obra pertenece a Celia Gradín bajo una licencia de Creative Commons salvo los documentos citados que son propiedad de sus autores.