Añadir esta página a mis balizas Ver mis balizas
mapas, redes y sincronizaciones como metáfora del pensamiento artístico
  english translation castellano mail
buscar generar mapa
introducción | desarrollo | conclusiones | fuentes
relaciones
cabecera: el nuevo paradigma científico nav. por cabeceras otras cabeceras
idea: Teoría del Bootstrap o "Matriz E" navegar por ideas otras ideas

El sólo hecho de pensar y concebir la relación de conocimiento y realidad como un modelo o un paradigma, inclusive como una teoría determinada, ha implicado que nuestra mirada aún siga siendo cartesiana o tal vez «newtoniana»6, porque los métodos científicos más que constituir un conjunto de herramientas totalizantes, se han mostrado como rígidas estructuras que son por un lado jerarquizantes, y por otro lado atomizantes, es decir, la clave de la adquisición cognitiva todavía está en reducir el fenómeno como algo independiente del sujeto "observador - conocedor" y sintetizar la gama de experiencias de conocimiento a parámetros concretos que más tarde derivarán necesariamente en leyes absolutas.

«En el modo newtoniano/cartesiano percibimos la realidad cotidiana en término de objetos independientes, espacio tridimensional y tiempo real» 7

Si bien algunos científicos siguen hablando de teorías, fundamentos, leyes, constructos, fenómenos paradigmáticos, etc., la sola idea de concebir nuevos conocimientos generados a partir de la perspectiva de un investigador determinado, hace que las ciencias sean vistas a partir de «hipótesis», que más que buscar una validez científica, constituyen aproximaciones a los fenómenos naturales y/o microscópicos, pues «todos los conceptos y teorías que utilizamos para describir la naturaleza son limitados» 8, nos decía ya Heisemberg en la década del '20.

En definitiva, todos los fenómenos naturales están interconectados y para explicar cualquiera de ellos se necesitar conocer necesariamente a todos los demás y esto es imposible. Por lo tanto, el éxito de las ciencias, nos dice Chew es que ellas sólo constituyen simples aproximaciones. En este sentido, Geoffrey Chew, el famoso físico europeo creador de la Teoría Bootstrap en una entrevista que ofreció a la televisión británica en los años '80 señaló que el mayor descubrimiento que podía ocurrir en la ciencia en este siglo sería la aceptación científica de que todos los fundamentos teóricos que se han ido esbozando hasta el día de hoy, sólo constituyen acercamientos a fenómenos más complejos o simples de la naturaleza misma.

Esta aparente permisividad en las ciencias nació según el físico holista Fritjof Capra a partir de la física moderna con la contribución significativa de genios como Albert Einstein, quien revolucionó el pensamiento científico de su época con su Teoría de la Relatividad. Por su parte, los científicos Niels Bohr y Werner Heisenberg también introdujeron cambios radicales en la ciencia física gracias a su interpretación de la mecánica cuántica, concepciones que ni siquiera Einstein quería aceptar. Sin embargo, existen antecedentes de que en otras disciplinas como la biología, la neurofisiología e inclusive la psicología, también pululaban ideas similares que nos hacían pensar que ya se estaba viviendo aires de cambio.

¿Por qué estas disciplinas han determinado el devenir del pensamiento humano? Seguramente, porque son justamente las que se relacionan directamente con la matriz inseparable de observador - conocimiento - realidad, porque son las que trabajan en frontera de ciencia y las que se han hecho las preguntas recursivas de cómo conoce el cerebro humano cuando estamos conociendo, por ejemplo. De tanto preguntarse y alcanzar niveles trascendentales de abstracción se han convertido en ciencias del alma nos dice Armand y Michèlle Mattelart en su libro Historia de la Teorías de la Comunicación.

El tercer paso revolucionario lo ha dado sin duda Geoffrey Chew con su teoría de las partículas Bootstrap, con la cual este investigador buscó unificar la mecánica cuántica y la teoría de relatividad, pues construyó un puente teórico que manifiesta en su plenitud tanto los aspectos cuánticos como los relativistas y, al mismo tiempo, representa una ruptura radical con la totalidad del enfoque de las ciencias occidentales.

La hipótesis «Bootstrap» o «Matriz E», entonces, nació del conocimiento generado por la brillante mente del físico Chew, más conocido como Geoff por sus amigos cercanos. Este científico postuló el desarrollo de una teoría global de las partículas subatómicas y, a su vez, una filosofía más general de la naturaleza. Esta concepción filosófica está basada en la ausencia de cualquier fundamento firme.

Con este planteamiento teórico, Chew precisó que la naturaleza no puede ser reducida a elementos fundamentales, como bloques fundamentales de materia, por ejemplo, sino que la conformación de la naturaleza debe entenderse plenamente a partir de la autoconsistencia, pues «Las cosas existen en virtud de sus relaciones mutuamente consistentes y toda la física debe atenerse exclusivamente a la condición de que sus componentes sean consistentes entre sí y consigo mismos» 9.

La estructura matemática de Bootstrap recibió el nombre de matriz E y se basa en el concepto de la «matriz de esparcimiento», propuesta originalmente en los años '40 por Werner Heisenberg y convertida, a lo largo de las dos últimas décadas, en una compleja

estructura matemática, muy idónea para combinar los principios de la mecánica cuántica y la teoría de la relatividad.

«Muchos físicos han contribuido a dicho desarrollo, pero Geoffrey Chew ha sido la fuerza unificadora y el guía filosófico de la teoría de la matriz E, así como Niels Bohr fue la fuerza unificadora y el guía filosófico en cuanto a la teoría cuántica con medio siglo de antelación.»10

Por más de veinte años, Chew y sus colaboradores han utilizado esta hipótesis como una filosofía científica que no sólo abandonó la idea de los bloques fundamentales de materia, sino que no acepta ninguna entidad fundamental en absoluto, o sea, ninguna constante, ley, teoría ni ecuación fundamental. Desde esta perspectiva, el universo físico se ve como una red dinámica de sucesos interrelacionados, y ninguna de las propiedades de cualquier parte de dicha red es fundamental o más importante que otra, pues todas se desprenden - tarde o temprano - de propiedades de otras partes y la consistencia global de sus interrelaciones determina la estructura de la totalidad de la red.

Para Capra, la hipótesis Bootstrap constituye uno de los sistemas más profundos del pensamiento de la ciencia occidental, pues el sólo hecho de que no se acepte ninguna entidad fundamental, hace que la investigación científica unifique los criterios y, a la vez, los acepte todos como verdades relativas, como una red de relaciones, como pautas dinámicas de una red de sucesos interconectados.

«Asimismo, es tan ajena a nuestras tradicionales formas de pensar científicas que sus únicos adeptos son una pequeña minoría de físicos. La mayoría de ellos prefiere seguir el enfoque tradicional, que siempre ha sido partidario de encontrar elementos constituyentes fundamentales de la materia. Por ello, la investigación física básica se ha caracterizado por la penetración permanentemente progresiva en el mundo de dimensiones submicroscópicas, para introducirse en los reinos de los átomos, núcleos y partículas subatómicas...»11

De aquí en adelante ha seguido la progresión de elementos; así, los átomos, los núcleos y los hadrones (es decir, los protones, neutrones y otras partículas fuertemente interactivas) han sido considerados, en su momento, <>. Sin embargo, ninguno de ellos se ha podido ajustar a los avances que han surgido en materia microscópica. En cada ocasión experimental, dichas partículas han resultado ser, a su vez, estructuras compuestas. Asimismo, en cada desarrollo científico, los físicos siguen albergando la esperanza de que la próxima generación de elementos (y de científicos) demostrará ser la de los componentes definitivos de la materia. En este sentido, los últimos candidatos a bloques básicos han sido los denominados quarks, elementos constitutivos hipotéticos de los hadrones, cuya existencia parece bastante dudosa a algunos investigadores.

Chew, en contraste con la mayoría de los científicos, no buscó un descubrimiento decisivo que demostrara la verdad de su teoría, su reto fue más bien la construcción, con mucha paciencia y lentitud, de una red interconectada de conceptos, de los cuales ninguno fuera más fundamental que el otro. «Conforme progresa la teoría, las interconexiones de esta red adquieren cada vez mayor precisión, y el conjunto de la red está cada vez - por así decirlo - mejor enfocado»12, o la teoría va complementando su existencia en la complejidad de dichas interrelaciones.

Según Fritjof Capra, en este proceso recursivo, la hipótesis se hace cada vez más compleja y emocionante, porque a medida que el «bootstrap» va incluyendo un mayor número de conceptos, éstos se van explicando de mejor manera mediante la autoconsistencia global de la red conceptual. En este sentido, Chew cree que el proceso <> incluirá más adelante los principios básicos de la teoría cuántica, nuestra concepción del espacio - tiempo macroscópico y, por último, nuestra percepción de la conciencia humana.

La Teoría de la Autorreferencia del científico alemán Heinz von Foerster sin duda que da cuenta de aquella validez del conocimiento a partir de sus propios marcos de referencia. En este sentido, todo fenómeno sería indemostrable fuera del «marco de legalidad» que le otorga la teoría, o lejos de los parámetros que le confiere el mismo investigador a la hora de generar su propio fenómeno.

De esta manera, la conclusión lógica, afirma Chew, es que la conjetura «bootstrap» significa en definitiva que la existencia de la conciencia, en conjunto con los demás aspectos de la naturaleza, se hace fundamental para que funcione la autoconsistencia del conjunto de relaciones. Algo similar planteaba el pensador Gregory Bateson con su idea de la «pauta que conecta». Para Bateson, sin duda, la pauta que conectaba todo era la mente humana; según este profesor del Esalen Institute, la mente y la naturaleza constituyen necesariamente una unidad o mejor dicho, la mente constituye la esencia de la vida.

En la actualidad, el aspecto todavía más emocionante del Bootstrap es la necesidad de incluir la concepción de espacio y tiempo, vigente de sobremanera en casi todas las investigaciones físicas. En esta teoría, no existe el continuo espacio /tiempo, pues según Chew, «...: uno no debe intentar expresar los principios de la mecánica cuántica en un espacio/tiempo aceptado con antelación. Éste es el fallo de la situación actual»13. Plantea Chew, que el enfoque "bootstrap" acabará por brindar explicaciones simultáneas para aspectos tan disímiles como el espacio/tiempo, la mecánica cuántica y el significado de la realidad cartesiana. Todos estos fundamentos se unirán en esta hipótesis, pero sin empezar necesariamente con la idea de espacio/tiempo como base clara y concreta.

«..., me parece evidente que los principios cuánticos convierten en inevitable la idea de que la realidad objetiva cartesiana es una aproximación. Uno no puede aceptar los principios de la mecánica cuántica y, al mismo tiempo, afirmar que nuestras ideas habituales sobre la realidad externa son una descripción exacta. Se pueden producir abundantes ejemplos que demuestren cómo un sistema sujeto a principios cuánticos comienza a manifestar un comportamiento clásico cuando llega a ser lo suficientemente complejo. Esto es algo que se ha hecho repetidamente. En realidad, podemos demostrar que el comportamiento clásico emerge como aproximación al comportamiento cuántico. Por consiguiente, la concepción clásica cartesiana de los objetos y toda la física son aproximaciones. No veo cómo podrían ser exactas. Deben depender de la complejidad de los fenómenos descritos. Es evidente que un elevado grado de complejidad puede llegar a nivelarse de tal modo que en efecto produzca simplicidad. Este efecto hace que la física clásica sea posible.»14

En este sentido, los planes de Chew son bastante ambiciosos, pues él aspira a deducir los principios de la mecánica cuántica, incluido el principio de indeterminación de Heisenberg, el concepto de espacio/tiempo macroscópico (o el fundamento de la Teoría de la Relatividad), las características de observación y de la medición, y los conceptos básicos de nuestra realidad cartesiana cotidiana.

Tal vez, en definitiva, la hipótesis Bootstrap, constituye una teoría totalizante y unificadora de todos los planteamientos y conceptos fundamentales de física a partir de Newton. Su invitación representa una mirada holística de los fenómenos en los cuales todos tienen su «espacio de verdad» en un marco de referencialidad determinado, a través de la autoconsistencia global de la teoría topológica <>.

Nos dice Chew que la ciencia del futuro ya ha dejado de necesitar bases sólidas, cimientos firmes, que la metáfora de la construcción piramidal del conocimiento será sustituida por la red o el entrelazamiento, en el cual ninguna parte es más fundamental que la otra. El enfoque bootstrap precisamente no considera a ningún concepto como absoluto, sino que busca encontrar puntos débiles en todos nuestros conceptos anteriores y con esto ampliar nuestra mirada de conocimiento

A diferencia de las disciplinas tradicionales, la ciencia bootstrap no parte de alguna pregunta fundamental, pues no hay fundamentos firmes. De hecho, la descripción de un tema puede empezar a partir de una gran variedad de puntos de partida, pues el científico se guía por la consistencia y cada vez que ésta aumenta, nos sugiere que los fundamentos teóricos están incompletos, pues se va más allá de las estructuras de preguntas y respuestas.

El futuro de Bootstrap y de todas las ciencias será en la observación de la naturaleza y de los fenómenos humanos a partir de un mosaico de teorías y modelos entrelazados, al estilo bootstrap, pues ninguno de ellos será más fundamental que los demás y todos deberán entregarse consistencia mutuamente. «Este tipo de ciencia acabaría por ir más allá de las distinciones disciplinarias convencionales y se servirá del lenguaje más apropiado para describir los distintos aspectos de la estructura polivalente e interrelacionada de la realidad»15.link




Zona primaria: pensamiento lineal

Fecha de modificación: 10/12/2005 09:18
Fecha de creación: 10/12/2005 10:02
Compilador: Celia Gradín
Generar diagrama a partir de este elemento
Vista de impresión
idea 2 de 6 en el nuevo paradigma científico  atrás pág.1

Creative Commons License Esta obra pertenece a Celia Gradín bajo una licencia de Creative Commons salvo los documentos citados que son propiedad de sus autores.